Inicio > 1, Noticias científicas > Mundial de Fútbol, matemáticas, gafes y más gaitas

Mundial de Fútbol, matemáticas, gafes y más gaitas

Ahora que estamos en la recta final del Mundial de Fútbol,  Sudáfrica goza de una popularidad que poco tiene que ver con aquella oscura época de Apartheid. Este gran evento deportivo, celebrado por primera vez en África, no está siendo noticia por su mala organización y parece, que a pocos días de conocer el vencedor de la competición, el país anfitrión superará con nota esta prueba,  rentabilizando su esfuerzo.

Sobre el Mundial se han escrito cosas muy curiosas. En World Cup and Economics 2010, se analiza con todo tipo de detalles estadísticos la competición y de cada país participante  se da información económica y política.

Un blog interesante dedicado al mundial es el del New York Times .

Los anglosajones, muy aficionados a las estadísticas, hacen números. J.P Morgan daba por vencedor a Inglaterra después de hacer un curioso Método  de Análisis Cuantitativo. El resultado final pronosticaba que Inglaterra sería la campeona, España la subcampeona y Holanda la tercera en el podio final. En cambio el modelo de regresión de Danske Bank A/S da como ganadora a Brasil. La discrecionalidad es la que tiene la culpa de que estos modelos sean poco fiables como demostraron en 1977 los Nobel Prescott y Kydland en 1977.

Otros optan por métodos predictivos mucho menos científicos (aparentemente). El pulpo Paul del acuario Seelife se ha convertido en el oráculo del Mundial. Ya en la Eurocopa de 2008 mostró sus cualidades con un 80%, dicen, de aciertos en sus pronósticos. El métiodo de predicción octopusero consiste en poner al cefalópodo en un acuario con dos urnas. Dentro de cada cajita,de plático transparente ,se pone  un mejillón y por fuera la banderita del país que representa.  El pulpo ha aprendido levantar las tapas de las urnas. La primera que abre, señala el equipo que ganará en un partido. Un zoólogo peruano explica que Paul podría verse atraído por los colores chillones o que podría estar siendomanipulado por los cuidadores. Para los entendidos en estadística, estos aciertos son puro azar. Vamos que cada elección se reparte en un 50% de probabilidad. Osea que lo que hace Paul no se diferencia mucho de tirar una moneda al aire. Cada evento es independiente del otro, aunque hayan salido 50 caras seguidas, si no hay trucaje, el azar manda que la próxima tirada no cambia la probabilidad. Luego,  hacerle caso a Paul es tan absurdo como cualquier superstición.  Aqui los obsesos  fóbicos de las pseudociencias se están tirando de los pelos por la inusitada fama del cefalópodo clarividente. Otros echando mano de las mates del instituto hablan de una probabilidad del 1,3 % (6 * 0,5) de acierto en los seis partidos consecutivos cuyo resultado fue predicho por Paul.

Jabulani

Más allá de la estadística de resultados… hay quién ha querido dar explicaciones del fútbol visto durante estos días en variables más sutiles. Algunos apuntan hacia el balón de fútbol y lo culpabilizan de las sonadas y numerosos pifias de los porteros. El balón Jabulani (algún comentarista deportivo dice que es una pelota de playa) es el más avanzado de la historia. Sesudos cálculos matemáticos y pruebas en diferentes condiciones han sido necesarios para su diseño. Sus creadores hablan de las magníficas cualidades del esférico: “rabiosamente” preciso, aerodinánico, vuelo excepcionalmente estable y agarre perfecto gracias a su forma conseguida uniendo 8 paneles tridimensionales, sin costuras, térmicamente  y con una superficie llena de microrranuras (que se lo digan a Casillas en el partido contra Portugal).  Hans-Peter Nümberger, uno de los miembros del equipo Adidas encargado de engendrar a la criatura,  explica que no hay balón en el globo terráqueo más redondo que el Jabulani. Su perfección geométrica es pitagórica con sus 69 centímetros de diámetro, más, menos, 2 milímetros. La coraza que envuelve al balón, permite que la fuerza se distribuya de manera uniforme lo que beneficia al espectáculo. Pero los futbolistas poco saben de áreas, ni de pi, ni de radios y de ahí que no entiendan para qué tanta belleza.  Lo suyo se limita a pegarle patadas a un balón que responde, ante la ignorancia con la que es tratado, haciendo una y mil cabriolas.  Como dato curioso, el balón está coloreado con 11 colores que representan al número de jugadores de cada equipo y a las tribus sudafricanas, un símbolo de la gran diversidad étnica del país anfitrión.  

Claro que otros buscan explicaciones bastante más peregrinas. En una noticia de “yahoo” de hace días hacían una extraña relación entre las mascotas felinas de los mundiales y el rendimiento final de cada equipo. En el lado de los más oscuros razonamientos, la selección sudafricana buscaba mejorar sus resultados con la brujería, al parecer la creencia en estas artes es común en esas tierras. Y en el lado más rosa, Sara Carbonero se convertía de la noche a la mañana en el factor gafe de España. Otros gafe, muy currado eso sí,  ha sido Mike Jagger. Todos los equipos que ha apoyado han tenido mala suerte (Inglaterra, Estados Unidos, Argentina y Brasil). Lo más sospechoso es que estos equipos fueron eliminados uno tras otro con el cantante de los Rolling Stones apoyándolos desde las gradas. En el apartado de empresas gafes, Nike se lleva la palma con su anuncio “Escribe el futuro”. Un verdadero fiasco en el que todas las estrellas que han participado han tenido que hacer las maletas mucho antes de lo esperado. Cristiano Ronaldo, Cañavaro, Didier Drogba, Wayne Rooney y Ronaldiño han protagonizado en la vida real otra historia muy distinta a la más optimista del anuncio.

No pueden faltar los errores de los árbitros, todo un clásico en el que siempre sale el componente tongo conspiranoico o el sempieterno debate de si solucionar estos fallos con la introducción de la tecnología. Los responsables de la FIFA han tomado nota y han hecho todo lo contrario, prohibir la repetición de los goles y jugadas polémicas en las grandes pantallas de los estadios.

Al margen de todas estas posibles explicaciones y razonamientos con los que se intenta dar una respuesta que consuele las incertidumbres y angustias generadas por el Deporte Rey (hoy estoy que me salgo con el uso de la jerga futbolera) es recomendable leer algo más de Sudáfrica, un país con una historia muy singular marcada por tres grupos humanos: los holandeses (boers), los zulús (nativos africanos) y los ingleses. En la revista “Muy Interesante” del mes de junio hay un  artículo que resume de manera muy amena la historia moderna de Sudáfrica.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: