Inicio > Otras noticias > “Capitamunismo”, el nuevo sistema

“Capitamunismo”, el nuevo sistema

Los modelos políticos y económicos se hibridan dando lugar a un extraño panorama de difícil previsión. Antaño, existían dos bloques bien definidos: el comunista y el capitalista. El control de mundo se repartía entre estos dos tipos de sistema. A principios de los años 90, el comunismo soviético se hizo añicos dejando a China como país refugio de un modelo que parecía trasnochado. Actualmente, el capitalismo no atraviesa su mejor momento y soporta una profunda crisis de la que se desconoce el desenlace final. En cambio, el comunismo chino vive uno de sus mejores momentos, pero su modelo ya no es el de hace años. Hace décadas los dirigentes chinos decidieron iniciar una transición con la que abrir el país a la inversión extranjera. Las empresas empezaron a trasladar sus industrias y a fabricar en China que en poco tiempo experimentó un crecimiento espectacular convirtiéndose en la segunda potencia económica mundial. En Estados Unidos la posibilidad de una recaída en su economía ha vuelto a encender las alarmas. La solución pasa por intervenir la economía emulando a sus colegas socialista o comunistas. 800000 millones de dólares ya se ha gastado Obama, con permiso del Senado y Gobierno, en estímulos con la esperanza de reducir las elevadas cifras de paro que planean cerca del 10% e impulsar al sector privado. El despegue definitivo que lleve a la primera potencia del mundo a un crecimiento de su PIB por encima del 3% no se produce. La industria y el consumo interno siguen en depresión y no se espera que hasta final de año y parte de 2011 la cosa mejore. Resulta paradójico que Estados Unidos, ejemplo de liberalismo económico, dependa de los fondos públicos para subsistir. El camino iniciado de convergencia entre lo que ha quedado de comunismo en China y el capitalismo, inmerso en una gran depresión, puede dar lugar en su final a un extraño sistema en el que haya elementos de uno y otro. En este cambiante mundo globalizado en el que se está volteando en el orden mundial de los últimos años, una nueva forma de gobierno parece estar naciendo. Si eso ocurre es posible que se imponga un modelo de Estado parecido al chino, totalmente a favor del bien colectivo-capitalista en contra de los derechos fundamentales del individuo. Un sistema alienante y esclavizante que será impuesto con el fin de ser más competitivos y volver a crecer. El ritmo marcado desde oriente ha cogido a occidente con la marcha cambiada. El demarraje de los amarillos, nos ha dejado clavados, con poca capacidad de reacción y una industria en proceso de desaparición. Allá crecen a un ritmo del 10%. El flujo de capital está equilibrando la balanza económica. Mientras nuestro plato desciende, el de China asciende.

Como escribí al principio, es muy difícil vaticinar lo que ocurrirá dentro de unos pocos años. Las situaciones pueden cambiar como hemos visto de un momento a otro y las relaciones establecidas entre los distintos países pueden provocar otras situaciones inesperadas. Siguiendo con el hipotético nuevo régimen económico y político hacia el que nos acercamos, el cambio no llegará antes sin la superación de obstáculos. En occidente, especialmente en Europa, habrá que esperar una reacción social ante el empeoramiento de las condiciones laborales y tal vez de otros derechos considerados hoy fundamentales. Por otro lado, el desarrollo chino se enfrenta al problema de las diferencias de riqueza en la población y con el aumento de una clase media que es posible tenga ansias de mayor libertad. En medio de estos dos bloques, África, los países en vías de desarrollo y los países musulmanes podrían también jugar un papel importante dentro del juego de disputas y alianzas que se establecerán en este juego en el que todos son amigos, aparentemente,  pero luchan por acaparar mayor riqueza y poder.  Nosotros somos una pieza más que deberá seguir aportando su fuerza de trabajo y su capacidad de consumo.

Anuncios
Categorías:Otras noticias Etiquetas: , , ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: