Inicio > Otras noticias, 1 > 29-S, Gobierno contra sindicatos ¿Quién ganará?

29-S, Gobierno contra sindicatos ¿Quién ganará?

ZP entre la espada y la pared, obedeciendo por un lado a la UE y al FMI y pendiente por el otro de la reacción de los sindicatos y la ciudadanía, todavía tiene tiempo para guardarse sus espaldas e imponer su liderazgo en el PSOE. Todo sea por mantener el poder durante los 4 años de mandato aunque sea en un equilibrio muy inestable y con un país sin rumbo. A la espera de que el temporal amaine, el Gobierno no para de dar palos de ciego, improvisando un día tras otro y disimulando su ineptitud para resolver los graves problemas de España. Estamos ya lejos de la primera legislatura donde Zapatero administraba con su política de buena imagen y buen rollito aupado en la ola de crecimiento económico que convertía a España en un país de la “Champion League” con méritos suficientes para formar parte del G-8. Cuál Quijotes, nos topamos no con gigantes sino con enormes castillos de ladrillo arenoso que se desvanecieron cuando fueron barridos por el agua que contenía la enorme burbuja inmobiliaria.  El tinglado como bien sabemos todos, se vino de repente abajo dejando a todos los que lo manejaban con las vergüenzas al aire. La especulación desenfrenada había llegado a su fin, acabando con el derroche y la ficticia prosperidad que vivía el país tras salir de otra crisis, la de los 90.  La fiesta la estamos pagando ahora todos, o casi todos. La orgía del liberalismo es pagada por un Estado arruinado que busca en sus súbditos  la sangre donada a entidades privadas. El capital no circula, el trabajo escasea, y el paro no decrece.   Nuestro presidente, con el beneplácito de Botín y el mercadeo político,  ha sacado adelante una reforma laboral con la que pretende volver a encender el motor de la economía nacional. Los “acomodados” trabajadores españoles deberán tomar nota de sus colegas extranjeros, sobre todo de los de oriente, duros y capacitados para trabajar largas horas cobrando poco. Las nuevas medidas lograrán que seamos más competitivos dentro de este convulso mundo global de principios de siglo.

Por su parte, los sindicatos mayoritarios, bastante pasivos durante todos los últimos años, no pasan por su mejor momento. El descrédito los acompaña; la clase obrera tampoco parece tener la conciencia de hace años y el individualismo imperante obedece al temor de cada uno por perder su codiciado puesto de trabajo y no poder pagar la cuota de su hipoteca. Los medios de comunicación ayudan al atontamiento generalizado (alienación que diría Marx).

 Los piquetes, curiosamente son los que más trabajan en las huelgas, se encargarán de convencer a los indecisos a la hora de acudir, o no, a trabajar.  Redoblarán esfuerzos; todo sea para justificar la parte del pastel presupuestario que les toca aunque se lleven muy bien con el Gobierno. Ahora toca ser malotes,  lanzar al aire viejas proclamas, desempolvar banderas y  atacar al patrón… que ya mañana, aún con resaca, habrá tiempo de tomarse unas cañas tranquilamente con los del escaño y corbata. Comentarán, con deportividad,  las mejores jugadas del partido. Y mientras, la oposición, oportunista donde las haya, se erige como  representante de la clase trabajadora. Ver para creer. ¿Qué será lo siguiente el Partido Comunista Chino defensor de los derechos humanos?

Por ahí andan diciendo que el capitalismo ha muerto, que nos encaminamos a otro tipo de sistema. Entonces aparecen pensamientos “madmaxianos” y cuentos de Asimov; sociedades dirigidas por corporaciones, unidades básicas del nuevo modelo, podría ser el germen de un buen argumento futurista. Cada persona pertenecería a una corporación y trabajaría para consumir los mismos productos que elaboran sus compañeros. Un inmenso mundo totalmente privatizado en el que cada persona pertenecería a una marca hasta el día que dejara de ser beneficioso. Ves por la tele a Cándido Méndez hablando de las posibles consecuencias que podría tener ir a tu puesto de trabajo el 29-S y te empiezan a pasar por la cabeza este tipo de historias. Debo dejar de leer tanto Asimov y pasar de los telediarios.

Hasta otra y buenas noches.. no me voy a quedar más por aquí no sea que aparezca un piquete de esos que llaman informativos.

Anuncios
Categorías:Otras noticias, 1 Etiquetas: , , , ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: