Inicio > 1, Cosmos, Noticias científicas > Un asteroide rozando la Tierra

Un asteroide rozando la Tierra

Cada cierto tiempo una inmensa roca errante se acerca a las inmediaciones de nuestro planeta creando inquietud.  En este caso, se trata del asteroide 2012 DA14, un NEO descubierto recientemente por un grupo de astrónomos españoles.

Atravesando las órbitas de los satélites artificiales

2012 DA14

Trayectoria de 2012 DA14. (Observatorio Astronómico de Mallorca/ oam.es)

El asteroide 2012 DA14 tendrá un acercamiento máximo de 30000 kilómetros a la superficie terrestre (el sudeste asiático será ese punto más cercano). A esa distancia está a su alcance algún satélite geoestacionario pero los expertos le han restado peligrosidad. A pesar de ello, un acercamiento de un asteroide o cometa  por debajo del millón de kilómetros (algo más que la mitad de la distancia que nos separa de la Luna (380000 km)) se considera peligroso.

La probabilidad estimada de impacto con el asteroide es pequeña, una posibilidad entre 7,7 millones. Sin embargo, en el hipotético caso de que se produjera el choque, los daños serían enormes pero concentrados en una zona local, dejando un cráter similar al de Arizona (Meotor Crater).

Unos 300 satélites son los que orbitan a alturas comprendidas entre 35000 y 42600 kilómetros lo que parece ponerlos a tiro del 2012 DA14. Sin embargo, la probabilidad de destrucción de algunas de estos satélites es insignificante. Los cálculos indican que ningún satélite activo se acercará a menos de 7000 kilómetro del pedrusco espacial que nos visita esta noche. Así que ni las comunicaciones ni las predicciones del tiempo van a tener ningún contratiempo. Y es que a pesar de la alta densidad de chatarra espacial en el espacio más cercano, hay todavía suficiente hueco para que el objeto artificial que más cerca se encuentre del asteroide lo haga a una distancia de 2000 kilómetros.

Los Apolo

2012 DA14 forma parte de una familia de NEOs (Near Earth Object) en la que se incluyen 240 grandes asteroides (aunque se estima que hay miles de varias decenas de metros desconocidos hasta ahora)  y se denominan asteroides Apolo. Este grupo de asteroides tienen órbitas elípticas con el eje mayor de superior magnitud que las de la Tierra (1 UA) y casi todos se cruzan en un periodo de tiempo corto con la trayectoria de nuestro planeta alrededor del Sol . El mayor de ellos es Sísifo, con unos 10 kilómetros de longitud, un tamaño que lo hace suficientemente peligroso como para producir, en caso de colisión con la Tierra, la extinción masiva de especies como la ocurrida al final del Cretácico. Algunos asteroides Apolo han sido identificados horas antes de entrar en contacto con la atmósfera terrestre y por sus dimensiones (de 2 a 5 metros) y ángulo de inclinación, han sido desintegrados por el rozamiento con la atmósfera terrestre. Otros han pasado de largo tras un leve contacto atmosférico. En ninguno de estos casos se ha producido algo más que destellos a pesar de la energía liberada en el choque de algunos de estos meteoritos, hasta varias veces la bomba de Hiroshima.

Órbita asteroide-Tierra

Comparación de la órbita de la Tierra con la del asteroide 2012 DA14. En discontinuo la trayectoria del asteroide hasta el máximo acercamiento con la Tierra en un espacio equivalente a la mitad de su órbita alrededor del Sol. (Observatorio Astronómico de Mallorca/ oam.es).

2012 DA14 tiene un tamaño estimado de unos 44 metros de diámetro dentro de un intervalo comprendido entre 75 metros y 35 metros de diámetro (algunas estimaciones llegan a situarlo en un máximo de 90 metros). Su peso podría rondar las 130000 toneladas. Incluso hay quién lo ha valorado en términos económicos por los beneficios que podría dar la explotación de sus recursos minerales. Según la empresa Deep Space Industries, el precio del pedrusco rondaría los 146000 millones de dólares.

Una efemérides de estas característica solo se da cada 40 años. El próximo asteroide que nos visite comparable a este será el  temible Apophis con sus 270 metros de diámetro, allá por el 2029 y es posible que también en el 2036 con la incertidumbre de saber si en su primer acercamiento su órbita se alterará tanto como para impactar sobre la Tierra.

El promedio de la caída de un meteorito de las características de 2012 DA14 es uno cada 1200 años. En 1908, en la región siberiana de Tunguska pudo haber caído un cometa o asteroide parecido al que hoy nos rozará.

Lo inquietante del tema es que solo conocemos el 1% de cerca del medio millón calculado de objetos siderales que están surcando el espacio más cercano. La NASA estima que hay unos 4700 asteroides mayores de 100 m que son potencialmente peligrosos. De estos NEOs solo conocemos un 30%. Con estos datos no es de extrañar que nos sorprendan algunos como el de esta mañana caído en los Urales y que ha causado cientos de heridos y rotura de cristales. La ESA ha confirmado que no tiene nada que ver con el 2012 DA14 aunque expertos del CSIC han confirmado que hace días cayó un bólido en la Península Ibérica que si pudo tener relación.

Observación

La máxima aproximación del asteroide se producirá entre las 19:00 y 20:00 horas (hora canaria), dentro de una  franja horaria entre las 17:00 y las 23:50. No será posible verlo a simple vista por lo que habrá que llevar algún instrumento óptico como unos buenos prismáticos. Su magnitud será de 7 o 9.

En España debido a que pasará muy cerca del horizonte será difícil observarlo. Horas más tarde quizás se pueda ver en su alejamiento en la zona comprendida entre las constelaciones de la Osa Mayor y Dragón. La mejor hora para su detección será sobre las 21:00 cuando esté lo suficientemente alto en el horizonte (20º) y permita una localización con los telescopios que no será fácil debido a la alta velocidad del objeto, unos 6-7 km/s.

El asteroide recorrerá un arco de 60º pasando por las constelaciones Canes, Venatici, Osa Mayor, Dragón y Camelopardalis. Para una mayor precisión en la trayectoria se puede visitar la web Heavens Above.com. El trazo exacto de la órbita se complica por los efectos gravitatorios de la Tierra. Hasta tal punto será esta alteración que 2012 DA14 dejará de tener una órbita mayor que la de la Tierra (con un periodo de 368 días) para tener otra menor y dejar de esta manera de ser un Apolo y convertirse en un Atón con un periodo de traslación de 317 días. Esto no nos librará de tener otro encuentro parecido o quién sabe si peor en el futuro, dentro de al menos unas 3 décadas.

La NASA a través de su canal de televisión informará en directo sobre este acontecimiento. Además ha abierto varias webs para hacer un seguimiento en streaming. . Desde la 19:00 (hora canaria)

Según han escrito los descubridores de 2012 DA14, esta tarde noche viviremos una intensa jornada astronómica de la que se obtendrá una gran cantidad de fotos. Es la primera vez que se ha podido descubrir un meteorito de cierta entidad que pase tan cerca de la Tierra con un tiempo lo suficientemente extenso (desde el 22 de febrero 2012) para que muchos centros astronómicos y aficionados puedan preparar sus equipos. Así que este será el NEO más cercano, más seguido y más fotografiado de la Historia con un impacto mediático similar al de los mayores acontecimientos que de vez en cuando nos regala el cielo. La información y conclusiones que se obtengan gracias a estas observaciones serán de gran ayuda para el mejor conocimiento de estos objetos.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: