Archive

Archive for the ‘Artículos sobre otras temáticas’ Category

Propuesta de una nueva manera de informar

El desarrollo de internet está cambiando muchos cosas, especialmente las relacionadas con la comunicación. Los medios informativos clásicos han perdido su monopolio al no ser la única fuente de noticias. Con más o menos éxito se han subido a la ola de la era digital pero no han logrado acaparar el nuevo espacio.

Hace 20 años, era difícil acceder a la variedad de información disponible en la actualidad. Había pequeños resquicios como leer publicaciones extranjeras o captar la señal de alguna televisión o emisora de radio que no fuera de tu país. El resto era masticado y procesado por los medios nacionales a través de los cuáles uno se podía hacer una idea, de lo que pasaba en el exterior. Esa situación ha cambiado aunque no la manera en la que siguen informando, incluso peor,los viejos mass media. El nuevo usuario que quiere conocer la actualidad no es un ser pasivo que se traga el menú de la casa día tras día. Él mismo selecciona lo que le interesa y contrasta la información e incluso se puede enterar directamente, al instante, de lo que está pasando, acudiendo a la fuente original, sin intermediarios. Luego, puede completar, comentar y divulgar a través de las redes sociales lo que ha conocido. Este procesamiento selectivo enriquece más el contenido de lo inicialmente visto, leído o escuchado. Las aportaciones de otros internautas, con sus críticas y referencias, cambian la información original que finalmente pasa a ser un inicio o pretexto a partir del cual se desarrolla y crece con la anarquía que quiera el moderador.

Se abre aquí un espacio vacío entre los medios tradicionales que fabrican la información  y los usurarios que la mastican y procesan. En ese espacio caben los bloggers independientes, creadores de novedades.  Ahora mismo, con pocos medios cualquier persona se puede convertir en un informador. Con una cámara de fotos y un ordenador conectado a internet  una persona se convierte en un corresponsal de guerra o en un comentarista deportivo. Este hecho nos debería indicar la ruta que podría seguir en los próximos años otra manera de informar basada en el uso de las redes sociales y la tecnología al alcance de todos., una forma más abierta, libre y plural que la hasta ahora dominante.

Pongamos un ejemplo. Tenemos un conflicto social en estos momentos en Reino Unido. La información nos llega a cuenta gotas por la televisión o los periódicos gracias a un puñado de corresponsales. Una red hispana de usuarios podría tener cientos de corresponsales en diferentes lugares de Gran Bretaña. Con un poco de coordinación, cualquier usuario de la red podría ser un corresponsal. El streaming con o sin imágenes permitiría hacer rondas  informativas entre los corresponsales y con una inmediatez y actualización minuto a minuto inigualable (comparemos esto con la lentitud y repetición de los medios tradicionales).  A esto hay que añadir textos, fotos, vídeos y comentarios del resto de componentes. Imaginemos que cada novedad tuviera su espacio, su canal, sin necesidad de estar todo mezclado o fragmentado. “Disturbios de Gran Bretaña”, se llamaría, en el caso que estamos viendo. Su duración podría ser eterna, así se podría seguir teniendo conocimiento de eventos que han sido olvidados por los mass media. ¿Qué está pasando en Fukushima o cómo va la crisis de Haití? El problema es encontrar gente dispuesta a colaborar, con sus incentivos,  y la financiación de la idea.

 

Éxito de la manifestación por una democracia real en Las Palmas de G.C

19 mayo 2011 1 comentario

El pasado domingo 15 de mayo, cientos de miles de personas salieron a la calle en toda España para dejar oír su voz de enfado por la situación en la que se encuentra este país. Medio centenar de ciudades fueron escenario de estas concentraciones pacíficas contra el sistema actual.

En Las Palmas de G.C. unas siete mil personas se dieron cita en un recorrido que empezó en la “Plaza de las Ranas” y acabó en la “Plaza de la Feria” en una explosión de júbilo y buenos deseos.

Durante el recorrido los asistentes no pararon de gritar y corear cánticos contra los que regentan el poder. La caravana se paraba frente a los grandes carteles de partidos políticos, entidades bancarias y gubernamentales, símbolos del sistema.  Ahí, arreciaban los insultos y se dejaba sentir con más fuerza el enfado de la ciudadanía.

Cabeza de la manifestación en la Calle Triana

La manifestación tomó la calle en lo que fue una fiesta por la lucha a favor de una verdadera democracia. No hubo incidente alguno. Lo organizadores repartidos por toda la comitiva, estuvieron atentos para rechazar cualquier acto violento y evitar que se colaran banderas que tiñeran de un determinado color político la iniciativa.

Los bomberos hicieron de policías para mantener el orden y cortar el tráfico. Por cierto, que sólo pude ver una par de policías locales de servicio (uno tomando fotos supongo que para su “facebook ” particular).

El final de la concentración terminó con la lectura de un manifiesto leído por varios personas que fue celebrado con fervorosos vítores. Los políticos, los banqueros, los grandes “empresaurios”  centraron las críticas leídas en esta reivindicación popular.

Por primera vez se ha oído en la calle la voz  de la gente anónima sin las siglas de ningún partido político detrás. Las redes sociales han sido nuevamente el medio usado para puentear a los medios oficiales, el control de los gobiernos y unir directamente a la ciudadanía, única dueña y señora del poder delegado hasta ahora en una oligarquía .

Este movimiento ha sido descreditado por la mayoría de los medios de comunicación, especialmente en los de derecha.  Parece que no puede existir nada sin la colaboración de tal partido, complots, los antisistemas, brujas, reptilianos y demás zarandajas. El mensaje es claro, a la mínima protesta (la que sobresalga un poquito), todo se mueve para intentar que la expresión de unos deseos presentes en una parte importante del colectivo quede atrapado en la telaraña de este sistema tan perverso como corrupto y férreo.

La tropa de periodistas y  políticos apoyados en los subvencionados medios de comunicación han vuelto a oscurecer un movimiento ciudadano que me  temo puede acabar en nada o instrumentalizado por algún partido político. Ya se afilan los lápices para empezar a perfilar nuevas tramas enlazadas con nudos muy enmarañados para que sea muy difícil desatarlos. En esa red se impulsarán  los ayatolás de turno para dar triples saltos mortales con los que convencer a la masa de que la protesta  obedece a unos taimados fines particulares. La política ficción de muchas editoriales poco difiere de los textos leídos en una publicación esotérica. La verdad es la que más conviene. En esta lucha por el poder de las oligarquías representativas todo vale, es la guerra.  A dentellazo limpio están defendiendo su estatus contra la amenaza de los desarrapados. Injurian y ladran a los que pacíficamente expresan su hartazgo, su cansancio y la falta de esperanza en un país que desde hace mucho tiempo incomprensiblemente no ha estallado en una gran revuelta social.  Las voces que se escuchan repiten lo que durante muchos años se ha leído repetidamente en muchas webs de internet, pensamientos anónimos que hasta ahora sólo han existido en lugares marginales del ciberespacio. No son nada nuevo en esta tierra de reyes, dictadores y caciques.

La manipulación de estos medios tiene a su favor la gran mayoría de españoles que les sigue la corriente demonizando a la minoría rebelde.

Al final, como siempre pasa en este país, todo se embadurna, se llena de suspicaces sospechas, se corrompe y finalmente es tragado y excretado por el gran sistema partitocrático que no admite soluciones fuera de lo que lo define. A lo mejor, algún partido político adopta estas ideas, ya corrompidas y sin contenidos, para sólo usar la  piel que las recubre.

El camino para resolver los problemas de este régimen pasa  por el individuo y su participación en las decisiones que se lleven a cabo. Sin educación, sin una tradición democrática activa, sin la cohesión social apolítica (deficitaria en España), sin la confianza y el respeto al prójimo, sin la erradicación de los fundamentalismos políticos y sus irracionales bases, sin el amor a la justicia y al trabajo bien hecho, sin el funcionamiento de pequeñas asociaciones vertebradoras del conjunto de la ciudadanía, sin frenar el ansía material de enriquecimiento rápido, sin el respeto a las leyes, sin el altruismo y la colaboración con la comunidad, sin evitar delegar nuestro poder en tanto intermediario ni en tanto político, sin echar a tanto vendeburras y charlatán, sin el respeto a la cultura y al pensamiento ilustrado, sin el diálogo, sin la lucha contra el sectarismo de las corporaciones, sin el reparto justo de los bienes…. sin todas esas condiciones y muchas más, no , no es posible alcanzar una mínima posibilidad de democracia real, aunque haya tan buenas intenciones como las que supuestamente existieron en la fundación de la pseudemocracía actual.

Juan Alberto Crespo (ninguno de los miembros de “El Aleph” se responsabiliza de este escrito, salvo su autor).

Una lectura muy recomendable sobre Bin Laden

Tras muchos años, el gran enemigo de Estados Unidos a mordido el polvo. Osama Bin Laden, como ya saben todos a estas alturas, ha caído en una operación militar llevada a cabo por un comando especial de militares estadounidenses.

Me he animado a escribir este post después de lo ocurrido porque en el verano del año pasado pude ojear en una librería (bueno lo leí)  un cómic que me ha venido a la mente estos días. “Desvelando a Bin Laden” es el nombre de esta historieta escrita por Mohamed Sifaoui y dibujada por Philippe Bercovici. Al parecer los autores se documentaron muy bien y el resultado es una estupenda biografía cómica del líder de Al-Qaeda, una desmitificación de este personaje que va camino de ser el nuevo profeta del islamismo más radical. 108 páginas en todo color que arrancan con la detención de Osama por los americanos en un futuro hipotético. El libro caricaturiza a este iluminado enseñándonos sus verdaderas intenciones que son muy pueriles y nada heroicas. El hilo argumental de la historia está formado por las declaraciones que va haciendo Osama a dos agentes de un servicio de inteligencia americano después de su detención.

"Desvelando a Bin Laden"

Es una lectura amena y  recomendable estos días para saber algo más de la vida de Bin Laden y como se fue gestando el terrorismo islámico internacional cuyo punto álgido fue el 11-S.

Portada de "Savage Dragon"

Claro que para acertado este otro cómic, “Savage Dragon”, mucho más fantástico, en el que Obama aparece como un Superhéroe derrotando a Bin Laden. ¿Leería Obama este cómic antes para inspirarse en la operación militar? Lo cierto es que la caza del rebelde revolucionario, hoy como ayer, hace recordar a las victorias como la de Julio César cuando a su vuelta de las Galias presentó  a Vercingentórix, el líder de la rebelión de los galos,  el trofeo de su mayor conquista, al pueblo romano. Y es que a veces, las coincidencias son asombrosas.

Momento representado en el que Vercingétorix se rinde ante Julio César. Cuadro de Lionel Roger titulado "Vercingétorix arrojando sus armas a los pies de Julio César""

Momento en el que Obama asiste a la captura y muerte de Bin Laden vía satélite

Se extiende la revolución

Una ola de revueltas se extiende por todo el mundo musulmán. El siguiente país será Marruecos. Los protagonistas vuelven a ser los jóvenes descontentos con la situación en la que se encuentran. El próximo domingo los organizadores de la manifestación contra el tirano “Mohamed VI”  esperan que se sume mucha gente a su reivindicación.

El inaguantable nivel de injusticia y miseria sufrido por los habitantes del Magreb es la yesca que ha prendido en estos días. El fuego no para de extenderse. El frente se extiende desde Marruecos hasta Irán. Es el mismo movimiento que une a todos los habitantes de tantos países. Internet a través de las redes sociales es la herramienta fundamental para transmitir sin censuras el sentir popular del momento que se va incrementando en intensidad al ir entrando en resonancia con cada uno de los que se unen a la correa de comunicación. Al final, millones de voces se convierten en una sola.  Una de esas redes, el movimiento “20 de febrero” está consiguiendo que por primera vez en Marruecos muchos estén empezando a cuestionar abiertamente al Rey.

El Gobierno Marroquí ha reaccionado temiendo que ocurra algo parecido a lo vivido en Túnez o Egipto.  Promete diálogo y estudiar las demandas. Recordemos que estos mismos gobernantes fueron los que tomaron la decisión de destrozar el campamento saharaui con el que se reivindicaba lo mismo que ahora pide una gran cantidad de marroquíes.

Un punto caliente en el Sahara Occidental

26 noviembre 2010 2 comentarios

La situación en el Sahara ha cambiado de manera brusca en estos últímos días. La manera en la que las fuerzas de Mohamed VI han reprimido a la población ha sido brutal. Este asalto a la concentración de saharauis en el desierto añade un nuevo capítulo a la lista de pueblos pisoteados, unos olvidados, otros conocidos por todos. Esta vez, el conflicto no ocurre a miles de kilómetros, en lejanas tierras en donde los genocidios parecen más injustificados. Somos testigos cercanos de una barbarie que puede tener consecuencias impredecibles y que para muchos es mejor ahogarla  en el olvido de la misma manera que se oculta cualquier mal que nos acompleja y causa problemas.

Así quedó el campamento saharaui. El Gobierno marroquí ha dado explicaciones absurdas para justificar este asalto a lo General Custer.

Las estrategias marcadas por las potencias mundiales parecen ser tan válidas como los vaticinios de la adivinadoras de televisión. Las decisiones tomadas hoy como grandes aciertos, mañana se tornan en errores garrafales. Basta ver a George Bush lamentarse por aquella invasión de Iraq que con tanta decisión comenzó.  Su falta de acierto sigue una larga cadena que une disparatadas aventuras imperiales en oriente próximo, y en todo el planeta,  de distintos presidentes estadounidenses.  Todo esto está bien explicado por Michael Moore en dos de sus más recomendables documentales: “Farenheit 9/11” y “Bowling for Columbine” en donde resume en muy pocos minutos, de manera magistral, algunas de las locuras estratégicas cometidas por diferentes dirigentes yankees, auspiciados por la CIA,  en los últimos tiempos.

Una de estas  jugadas fue la que pusieron en práctica en el Sahara. Corría el año 1975 cuando el Rey Hasán II mantenía con dificultad su corona y hasta su vida.  Argelia, aliada de la URSS, amenazaba a los intereses estadounidenses en la

Kissinger con uno de sus amigos, Pinochet

zona. Marruecos podía ser la siguiente región en pasar a ser país amigo de los comunistas. Así que la solución era reforzar a la monarquía alauita al igual que se había hecho con otras tiranías y dictaduras que complacían los intereses de los anglosajones americanos. El Sahara podía ser una buena piedra de toque para impulsar al rey de Marruecos y además España para los americanos ya no pintaba nada en África. Kissinger, por aquel entonces secretario de Estado en EEUU, se puso manos a la obra. Ya estaba hecho un zorro y sabía como manejar estos asuntos. Su experiencia en dar soluciones al problema de  la expansión comunista por Suramérica, hizo que la ocupación del Sahara fuera coser y cantar. Tenía a la CIA para encargarse de hacer un plan. Cuando lo acabaron le pusieron el nombre de “Marcha Blanca”; posterioremente el rey alauita le cambiaría el blanco por el verde islámico. Kissinger convenció al por entonces presidente de Estados Unidos, Gerald Ford,  para dar suministros, armamento y apoyo logístico a Marruecos. Sólo faltaba un cabo por atar, hacer que Juan Carlos I, responsable por aquel entonces de las andanzas de nuestro país con un Franco cercano a la muerte, retirara todas las tropas del Sahara y despejara el campo de minas. Ante la guerra que se avecinaba y los enfrentamientos que ya se habían producido Juan Carlos pidió ayuda a Estados Unidos. No cabe duda que una de sus intenciones primordiales,  al igual que Hasán, era la de mantener la corona, así que Kissinger trató de convencer al Borbón explicándole que una victoria de su ejército podría ser nefasta para sus intereses ya que  podría desembocar en una euforia militat muy peligrosa para él  y las futuras reformas democráticas. Se tiene constancia de la influencia que tuvo la CIA durante los años de transición en la España postfranquista, así que había que mover un poco los hilos para que todo se solucionara fácilmente. Lo que sucedió a continuación fue una sucesión de hechos infames y vergonzosos para la historia de nuestro país.

El Rey español se  desplaza a El Aaiun. Arenga a las tropas para que resistan el ataque de los marroquíes. También tiene palabras para los saharuis, por aquel entonces españoles, a los que promete no dejarlos solos. Acto seguido el monarca español viaja a Madrid, y desde allí ordena la retirada lo más rápido posible. Kissinger le había prometido que una vez se hubiera producido la retirada de España,  los marroquíes pararían los preparativos de su invasión y se dejaría en manos de la ONU el referéndum de autodeterminación del Sahara (esto nunca se haría como todos sabemos; a los americanos nunca les convino tal cosa a no ser que el resultado final de las votaciones hubiera sido el rechazo de la independencia). El propio Hasán,  que ya había ordenado el avance de sus fieles desarmados hacia la frontera con el Sahara (no iban desprotegidos ya que el unidades armadas del Ejército de Marruecos  iban flanqueando su avance), felicitó a Juan Carlos I por teléfono, después de ver cómo los militares españoles se retiraban sin dejar rastro. Previamente, Carro Martínez, Ministro de Presidencia, había claudicado sin ninguna resistencia ante las exigencias del rey marroquí. Se dejó el terrtorio sin nada a cambio, sin posibilidad de negociar algo. Se perdió todo y los españoles saharauis y de otras regiones que vivían en esa zona quedaron totalmente desprotegidos a expensas de los hombres del sultán y los independentistas saharauis.  Y todo eso, a pesar de que la presencia española estaba consolidada, tras más de un siglo de presencia, y ratificada por los tratados internacionales que datan de principios del siglo XX, antes de que incluso existiera Marruecos, país que anexionó por la fuerza, y con un descaro que pisoteó toda legalidad, el Sahara Occidental.  Por otro lado, la ONU ya  le había asignado a España la labor de descolonización de esa región como potencia administradora (proceso que España ya había acometido en la colonia africana de Guinea Ecuatorial).

Situación actual

Los graves acontecimientos del 8 de noviembre ocurridos en el campamento Gdeim Izik son un punto y seguido en la historia de la ocupación del Sahara Occidental.  El asalto de las fuerzas marroquíes es más preocupante si lo situamos en el tiempo dentro de la sucesión de altercados que se han ido produciendo en estos últimos meses. Recordemos las fuertes agresiones sufridas por activistas españoles que de poco han servido, es más, en la opinión pública española existe una tendencia a ir en contra de las acciones de estos compatriotas prosaharauis y también diría, en consonancia con el Gobierno, que una amplía mayoría de españoles están a favor de mantener una neutralidad en el conflicto o dar por buenas las explicaciones del Gobierno marroquí. Alejarse de un problema, no lo hace desaparecer y más cuándo ese problema lo tenemos a pocos kilómetros de nuestro país. Si a esto le unimos el aumento de la presión sobre Ceuta y Melilla ante la que nuestro Gobierno intenta poner buena cara para no enfadar al Rey alauita, nos encontramos entonces ante una continuación de lo visto hace 35 años.

Lamentablemente, España cada vez pinta menos en este planeta globalizado. Nuestra política exterior depende de otros países. En este caso, como ya hiciera Aznar con lo de la Isla del Perejil, Zapatero le ha pasado el muerto a Estados Unidos y a la UE, dejando que Francia arrime el ascua a su sardina. Los únicos  intereses que parecen pesar son los de las grandes empresas con sede en España que aprovechan la oportunidad que les brinda un país en el que los derechos de los trabajadores no son tan exigentes . La estrategia comercial de inversiones en Marruecos, nos ata de pies y manos.  Por ello, es indispensable llevarse muy bien con el vecino musulmán aunque este sea de un tirano (¿se imaginan lo que pasaría hoy en día con otro Hitler?) La hipocresía de estos demócratas les hace condenar las viles acciones en otros lugares,  similares a las vividas en el Sahara.  Felipe González disfruta trabajando para el “moro”

Zapatero mantiene buenas relaciones con Mohamed VI

desde su flamante chalet de Tánger , José Luis Rodriguez Zapatero va dando medallitas a ministros marroquíes, por eso de la Alianza de Civilizaciones, como el que mandó invadir la isla Perejil (hace años éstos eran lo mismo que expresaban su apoyo a la independencia del Sahara). Vamos, ¿se acuerdan de aquellas historias de alianzas entre moros y cristianos, en las que las traiciones y los palos se repartían a diestro y siniestro, sin importar el credo o la bandera..? Pues algo parecido ocurre aquí.

El amigo Mohamed, amo y señor de un  holding de empresas públicas marroquíes, es el séptimo rey más rico del mundo según  la revista “Forbes”. Pretende ahora construir un parque eólico cerca a unas decenas de kilómetros del campamento arrasado. Francia es la principal valedora del monarca alauí (estos a diferencia de los españoles no se olvidan de su antigua colonia) compiten con España en la concesión de obras para la modernización del país. Empresas europeas contribuyen así al desarrollo de Marruecos e incrementan su capacidad turística, comercial, aeroportuaria… y también armamentística. A cambio, la UE  le abre más las puertas y acerca el territorio magrebí (recolonizado por los galos)  a Europa. Los empresarios de nuestro país, se quedan con las sustanciosas migajas que se caen de la mesa en la que comen Sarkozy y Mohamed VI (El gran pastel será el del petróleo que guarda los fondos marinos frente al Sahara. Ese se lo comerá Estados Unidos). Tenemos a Emilio Botín, Presidente del Banco de Santander, muy contento con los negocios que ha hecho con el Attijariwafa Bank, un banco privado marroquí perteneciendo, como no, a Mohamed VI. También Rodrigo Rato con Caja Madrid ha hecho millonarios negocios con el banquito de Mohamed. ALSA,  Barceló, numerosas empresas de la construcción y una enorme cantidad de empresas también acuden a Marruecos intentando paliar la crisis que nos sacude. A todo ésto, hay que sumar el intenso intercambio de mercancías y el papel que Marruecos juega como tapón de todos los males africanos (inmigración, tráfico de drogas, islamismo radical y terrorismo). Sin embargo, la cara más oscura de estas beneficiosas funciones,  es el uso que hace de ellas el Gobierno magrebí a la hora de hacer pactos con España.

Nuestra realidad

España, un país que a duras penas puede mantener su unidad peninsular, posee todavía un vestigio del gran imperio que fue. Sus tierras de ultramar en África  es todo lo que queda de aquel extenso reino en el que no se ponía el sol.  Su descomposición en los últimos dos siglos recuerda a la de un cadáver. Incluso corre peligro de perder su independencia económica por la más nefastas de las bancarrotas en la que puede caer. Quizás un día, España sólo sea un país recordado en los libros de Historia.

Fronteras marítimas de Canarias, en rosa, que le petenecería si fuera un Estado

Mientras tanto, un país emergente como es Marruecos crece a expensas de la miseria de las Canarias que ve perder, sin el amparo de España y la UE, todas sus ventajas económicas en la zona: turismo, transporte marítimo, pesca, agricultura… La crisis actual está castigando en gran medida al archipiélago. Podría ser previsible en el futuro, si Marruecos sigue desarrollándose, que Canarias se vea abocada a ser una región muy dependiente del Magreb.  No le quedará más remedio a los gobernantes autonómicos, ante la parsimonia española, que hacer pactos y convenios  que acerquen cada vez más a las islas a la órbita de Marruecos. Las pretensiones expansionistas marroquíes han ido hasta el punto de incluir a las Islas Canarias dentro de sus aguas (al parecer en esto si que siguen las leyes internacionales que no reconocen los derechos de amplias  aguas territoriales a un archipíélago que no tenga el status de nación). Al contrario que ha hecho Portugal con sus archipiélagos, España ha dado su beneplático a otra nueva anexión marroquí (otra vez sin contar con los máximos afectados, en este caso los canarios, aunque Coalición Canaria haya sacado en el último minuto, gracias al apoyo al PSOE para  aprobar los presupuestos generales del 2011, la posibilidad de que exista una amplia franja territorial que englobe todo el arhipiélago canario y que será como una gota de aceite en medio de las aguas marroquíes). Muchos se acordarán hoy de aquel mítico grupo canario que profetizaba  aquello de “Báñate en las Canteras…antes de que sea marroquí”.

Marruecos pretende llevar su frontera marítimas hasta las 350 millas, lo que dejaría a Canarias dividida dentro de esa región marroquí. A Canarias, según el Derecho Marítimo Internacional, sólo le pertenecería una franja de 12 millas alrededor de cada isla.

El máximo interés de nuestro país “hermano” se centra en los yacimientos petrolíferos que hay entre las Canarias y el Sahara, otro recurso natural que como el banco pesquero nos virlarían con una pasmosa facilidad. La ampliación de sus fronteras en el Atlántico constata ese interés y de paso el de ir fijando nuevos objetivos.

Mientras tanto los saharauis son silenciados y aniquilados. Son unos pocos cientos de miles diseminados en el desierto. Una gota de agua en medio de la marea de millones de marroquíes. No les queda otro camino que aceptar su integración dentro del Reino Alauí, con todo el sometimiento que ello conlleva, o alzarse en armas volviendo a desenterrar el hacha de guerra del Frente Polisario. La radicalización de los saharauis podría poner fin a la tregua y generar un punto muy caliente en el norte africano que sirviera para espolear las posturas antioccidentales islamistas.  Al-Qaeda anda cerca (¿sólo es un falso rumor que interesa divulgar de manera interesada? (lean lo que dice el ministro marroquí) ¿existen células de este grupo terrorista que están  empezando a moverse por el Sahara). Argelia, que hace décadas atemorizó a occidente con un gobierno integrista islámico elegido democráticamente, de momento es el único país que mantiene un apoyo incondicional al Sahara Occidental. ¿Se mantendría impasible ante una guerra?

Las decisiones, cualquiera que se tome ahora, tendrán consecuencias en el futuro. El interés occidental de mantener en paz una zona muy cercana puede provocar todo lo contario. Un rey tirano con ansías de crear un nuevo imperio  que cuenta con el respaldo de Europa y Estados Unidos, una población sometida y  descontenta aleccionada por una religión extremista (de Marruecos proceden terroristas islámicos como los del 11-M), una matanza, tensión entre países vecinos, Rusia y China  al acecho, un grupo terrorista fuerte…. hay ingredientes para pensar en un inquietante desenlace a pocos kilómetros de casa.

¿Cuál puede ser el resultado de un nuevo conflicto en el Sahara?

La matanza del Sahara en ” El Aleph”.

Mattew Le Tisier, otra manera de entender el fútbol

8 noviembre 2010 Deja un comentario

El otro dia despues del programa en la tertulia que mantuve con Juan Alberto le comentaba porque algunos aficionados al futbol nos hicimos en su momento un poco seguidores de Southampton. Y todo se debe a un grandisimo jugador que tuvo el equipo rojiblanco desde 1986 hasta 2002.

Mattew Le Tisier

Es un personaje peculiar desde el mismo momento de nacer. Nació en un isla situada en el canal de La Mancha, entre Francia e Inglaterra. De hecho en su momento pudo haber jugado con Francia, pero el se decidió por Inglaterra. Su carrera profesional la desarrolla solo en un club Southampton FC, donde durante 15 años dio muestra de su excelencias futbolísticas. 

Compartió vestuario con jugadores de la talla de Paul Gascoigne o Alan Shearer antes de  que se marcharsen a equipos con ambiciones superiores. A Mat también le tentaron con grandes cantidades de dinero, ingresar en un club potente y ganar titulos, prestigio, fama… Pero el siempre rechazó las ofertas de los grandes de Inglaterra y de Europa.

Aunque nos parezca increible el siempre respondía lo mismo: “Soy feliz jugando en el Southampton”. Una de sus frases célebres es que ” no estaremos por aquí mucho tiempo, pero si al menos para pasar un buen rato” destila su filosofía de vida.

 Rechazó ofertas millonarias y títulos para jugar con los Saints por intentar mantener la categoría en la Premier.

La obstinada negativa a abandonar el equipo rojiblanco y su maestría con el balón hizo que la grada del St. Mary lo tuviera como ídolo. La hinchada le saludaba con “he is God, Le God”.

Jugó 500 partidos con el modesto Southampton  y marcó 200 goles. Lanzó 50 penaltis y marcó 49.

El hecho de que estuviera en un equipo que luchaba por la permanencia le impidió que jugase más partidos con la Seleccion Inglesa, como su clase merecía. Solamente disputó 8 partidos con el combinado nacional. Tuvo posibilidades de participar en la Eurocopa de Inglaterra y en el Mundial de Francia, pero al final se quedó fuera de la lista de los seleccionados.

Actualmente realiza labores de comentarista para la televisión y ademaás tiene licencia para entrenar. Ojalá que pronto lo podamos ver en los banquillos británicos, y como no en el banquillo de los locales en St. Mary. Por otra parte el Southampton milita en la tercera categoría del fútbol inglés; malos tiempos corren para los rojiblancos.

Sobras las palabras con estas imágenes para describir al pedazo de futbolista que fue este Le Tisier:

Luis Domingo Espino.

La Guerra de TROYA

17 diciembre 2009 Deja un comentario

La más completa Información sobre la GUERRA DE TROYA en http://www.cienciamisterio.com/troyad.htm

A %d blogueros les gusta esto: