Archivo

Archive for the ‘Mundo Verde’ Category

Los delfines tienen una gran memoria

Un reciente estudio publicado en la revista científica “Procceedings of the Royal Society B.” perteneciente a un biólogo de la Universidad de Chicago concluye que los delfines son capaces de tener recuerdos de hace 20 años.

Los delfines recuerdan a sus viejos compañeros

Los delfines se reconocen entre sí mediante unos sonidos o silbidos que ellos emiten  con los que se identifican. Lo sorprendente del estudio comentado es que los delfines no parecen olvidar esos sonidos después incluso de haber pasado varias décadas desde la última vez que han visto al compañero.

Delfines que participaron en el estudio. Nature.

Delfines que participaron en el estudio. Nature.

En el estudio se emplearon 50 delfines mulares procedentes de 6 delfinarios. De cada delfín se sabía con que otros delfines habían estado a lo largo de sus vidas y cuando. Luego, el biólogo Jason Bruck, autor del artículo, grabó el sonido identificativo de cada uno de estos animales. El experimento consistió en exponer a los delfines estudiados a estos sonidos y a otros (unos de otros delfines desconocidos para el ejemplar que escuchaba, eran los sonidos control) con la ayuda de un altavoz sumergido en el agua.  Para eliminar la posibilidad de la respuesta de excitación ante el nuevo estímulo sonoro, los primeros silbidos grabados emitidos eran los pertenecientes a las llamadas de los delfines desconocidos para el animal que lo escuchaba, luego ponían los sonidos de los que si conocía. La reacción del animal era la de acercarse hasta el altavoz, golpearlo o silbar en un intento de comunicación cuando reconocía el sonido. No importaba el tiempo que hubiera pasado, los delfines no se olvidaban del canto de sus viejos compañeros.

Estos animales no dejan de sorprendernos y maravillarnos. No se conoce otro animal, a parte del ser humano, con una memoria tan duradera, al menos 20 años.  De momento, desconocemos el significado del lenguaje “délfico” al igual que del resto de los cetáceos como las grandes ballenas capaces de comunicarse en distancias muy largas.

 

Desastre ecológico en Las Fragas del Eume · El_Alef · Storify

Alcanzan la superficie del Lago Vostok

Tras muchos años de perforación los científicos rusos que perforan la capa de hielo del Lago Vostok han conseguido alcanzar su objetivo,  a unos 3800 metros de profundidad. Desde la década de los 50 existe una base rusa, Vostok, en ese lugar. Descubrieron en los 70 la existencia de un lago. En el año 1998 pararon las perforaciones por no existir un método que impidiera la contaminación de la masa de agua encerrada por el hielo. Sólo les quedaba profundizar 130 metros más.  Unos años más tarde, en 2005,  reanudaron las prospecciones tras haber desarrollado unas polémicas técnicas de extracción del agua.

En el Aleph hablábamos de que los rusos estaban muy cerca de lograr su objetivo y como leíamos en “Science” señalábamos que sería el evento científico del año… 2007.

Esperemos que este no sea otro falso rumor sobre esta laboriosa investigación con la que se indagará en un ambiente inhóspito, casi extraterrestre, de un gran parecido a lo que podría existir en los océanos de mundos lejanos como el satélite Europa, salvando las enormes distancias evolutivas que puede haber.

La fuente,  en la que se basa la noticia publicada en la web de Rianovosti, es la de un funcionario del Roshidromet, un organismo ruso de meteorología y medioambiente. Al parecer, tenían que llegar a su objetivo antes del 6 febrero. Si no lo conseguían los trabajos se reanudarían en diciembre de este año. El jefe de la exploración, Valeri Lukin, estaba seguro de que en esa fecha extraerían la primera muestra de agua sacada del lago.

Perforación del Lago Vostok

El lago antártico ha permanecido aislado 15 millones de años. En ese tiempo, la vida intraterrestre que podría existir en ese ambiente ha podido evolucionar independientemente del resto de la existente en la Tierra.

Por qué no especular y ponerse a pensar en los muchos ambientes diferentes que pueden existir en nuestro planeta, aislados, con soluciones diferentes a las de superficie. Ecosistemas existentes en lugares inhóspitos de este planeta del que apenas conocemos el fondo de sus océanos. Apenas hemos arañado la superficie con 12 kilómetros perforados de los 6738 kilómetros que existen hasta el centro del planeta.

La vida no para de sorprendernos con sus límites de adaptabilidad y resistencia. A buen seguro nos seguirá sorprendiendo a medida que vayamos internarnonos en el conocimiento de sus capas más profundas donde existen abundantes fuentes de energía procedentes del calor liberado.

Encuentran lo que podría ser vida radiactiva

17 diciembre 2011 Deja un comentario

En el Río Savannah (Georgia-Estados Unidos) han encontrado unos extraños organismos que han crecido en depósitos de combustible radiactivo agotado.

Estos microbios forman hilillos blancos recubriendo como si fueran telas de araña el material radiactivo acumulado en las piscinas del cementerio radiactivo del Río Savannah, según informó Defense Nuclear Facilities Safety Board, una especie de institución de vigilancia.
En el Río Savannah (Georgia-Estados Unidos) han encontrado unos extraños organismos que han crecido en depósitos de combustible radiactivo agotado.

Estos microbios forman hilillos blancos recubriendo como si fueran telas de araña el material radiactivo acumulado en las piscinas del cementerio radiactivo del Río Savannah, según informó Defense Nuclear Facilities Safety Board, una especie de institución de vigilancia.

De momento no se ha confirmado que estas formaciones sean de naturaleza biológica a la espera de nuevos análisis  cuando se recojan nuevas muestras.

El área L, es el nombre del cementerio nuclear. Tiene 90 cm de hormigón de espesor y sus piscinas son de unos 5 metros y 10 centímetros a 9 metros de profundidad.

Estas formaciones no parecen preocupantes para los que velan por el buen estado de las instalaciones ya que no parecen causar ningún daño ni alteración sobre el material en el que se ha encontrado.

De momento no se ha confirmado que estas formaciones sean de naturaleza biológica a la espera de nuevos análisis a falta de recoger nuevas muestras.

El área L, es el nombre del cementerio nuclear. Tiene 90 cm de hormigón de espesor y sus piscinas son de unos 5 metros y 10 centímetros a 9 metros de profundidad.

Estas formaciones no parecen preocupantes para los que velan por el buen estado de las instalaciones ya que no parecen causar ningún daño ni alteración sobre el material en el que se ha encontrado.

A %d blogueros les gusta esto: