Archivo

Posts Tagged ‘cianobacterias’

Resuelto el misterio de las estelas blancas en zonas costeras de Canarias

8 septiembre 2017 Deja un comentario

Durante todo el verano se ha podido apreciar en las zonas costeras de varias islas de Canarias, especialmente en las islas más  occidentales, la presencia de grandes franjas blancas flotantes. En un reciente estudio de este fenómeno llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Las Palmas de G.C. se confirma que es originado por una especie de cianobacteria o alga verde-azulada.

Altas temperaturas y calima 

En el articulo titulado “Informe sobre la presencia de Trichodesmium spp. en aguas canarias en verano de 2017″ publicado por el Gobierno de Canarias y escrito por los profesores de la Universidad de Las Palmas de G.C. Javier Arístegui y Antonio J. González-Ramos se llega a la conclusión de que las extrañas estelas blancas flotando en el mar que tanto revuelo mediático han producido no se deben a ningún extraño ser invasor si no a la presencia de una cianobacteria (Trichodesmium spp.)  que es común en las islas,  más abundantes en zonas protegidas del sur con aguas más cálidas y menos turbulentas.

Acumulación de cianobacteria Trichodesmium en la costa. Tribunadecanarias.es

La proliferación de estos organismos formando grandes colonias se ha debido a las condiciones anómales de altas temperaturas, debilitamiento de los vientos alisios y aumento de la concentración de aerosoles atmosféricos (cargados de buenos fertilizantes ricos en hierro y fósforo) procedentes de la calima sahariana que ha sido intensa durante bastantes días estivales. La sopa marina, en una columna de agua muy estratificada,  formada bajo unas condiciones más parecidas a las de una región tropical, ha permitido que estas cianobacterias, con poblaciones más densas en latitudes más bajas, hayan encontrado un medio ideal para su proliferación alcanzando concentraciones de varios millones por litro. Estas explosiones de algas en el mar o blooms son seguidas por grandes mortandades de los microorganismos o decaimientos de la población cuando los individuos activan un mecanismo programado genéticamente para su destrucción denominado muerte celular programada. Es esta autodestrucción masiva de estos microorganismos inducida por el stress oxidativo y lumínico la que crea las manchas blancas, acompañadas de mal olor, (también se han observado tonalidades verdes, violetas y rosas) básicamente debidas a la liberación de compuestos orgánicos e inorgánicos de las bacterias (materia orgánica, amonio y otros metabolitos). Las corrientes harían el resto del trabajo arrastrándolas hasta las costas de las islas.

Distribución en Canarias de los avistamiento de grandes concentraciones de cianobacterias Trichodesmium en zonas costeras durante el verano de 2017. Mapa recogido del Informe sobre la presencia de Trichodesmium spp. en aguas canarias en verano de 2017

Ni son peligrosas ni crecen en zona de vertidos de aguas residuales

Curiosamente blooms parecidos han sido observados en las aguas canarias en fechas no muy lejanas (2004 y 2011). Resaltan en el estudio que la prolongación en el tiempo de las condiciones anómalas antes mencionadas ha hecho que este año el fenómeno no pasara desapercibido e incluso ha llegado a causar una alarma en la población debido a los posibles efectos tóxicos de las algas. En el informe se desmiente esa peligrosidad, aunque recomienda tomar precauciones y no bañarse en zonas contaminadas por la presencia masiva de  Trichodesmium ya que si es posible que el contacto produzca dermatitis o irritación de las mucosas.

En cualquier caso no se constata efectos tóxicos como los que pueden provocar grandes concentraciones de dinoflagelados en el consumo de peces, moluscos o crustáceos (si bien se ha observado en el Golfo de México de una relación entre la aparición de mareas rojas después de blooms de estas cianobacterias debido a la contaminación que producen).

También desmiente otro falso rumor divulgado por los medios de comunicación. No existe una evidencia clara y directa que relacione la proliferación de estas microalgas con los vertidos de aguas residuales. La prueba que demuestra esta falta de relación es que se detectaron grandes blooms de la cianobacteria en mar abierto formando manchas de colores verdes y no los blancos que tenían esas manchas cuando arrivaban a las costas, con las cianobacterias ya muertas.

Cambio climático

Tendencias decadales en (a) temperatura superficial del mar y (b) concentración de clorofila en la superficie marina según datos recogidos por AVHRR y SEAWiFS en el periodo 1998-2007). (Aristegui et al., 2009).

En el estudio se destaca que estas anómalas condiciones medioambientales marcan máximos en el registro de temperaturas anticipando el inminente escenario de un mar oligotrófico más cálido en el que especies como estas cianobacterias podrán tener una ventaja competitiva que las haga dominantes.  Se estima que la temperatura superficial media del océano en Canarias entre 1998 y 2007 ha aumentado 1 ºC (Arístegui, 2009), por lo que siguiendo esa tendencia lineal, según el informe, es posible que desde finales del siglo pasado el incremeno haya sido de 2 ºC. Estos cambios también son relacionados con la invasión de especies procedentes de regiones climáticas más cálidas como Trichodesmium spp.

El trabajo científico se puede leer en: http://www.gobiernodecanarias.org/opencmsweb/export/sites/medioambiente/piac/galerias/descargas/Documentos/informacion_ambiental/Informe-VMA-Bloom-Trichodesmium_SITMA-reducido.pdf

A %d blogueros les gusta esto: