Archivo

Posts Tagged ‘indignados’

Programa del 11 de mayo de 2012

En las vísperas del primer aniversario del 15M, el programa de este día se lo dedicamos en su primera parte a reflexionar sobre la evolución de este movimiento social en el que todos estamos invitados a participar. Para ello tuvimos a Jose Crespo y a Carlos Rodriguez, un asiduo participante de los recomendables podcasts del colectivo burbuja.  La difícil realidad económica del país, para muchos evidente para otros lejana, ha cargado de razones a los llamados indignados, un grupo heterogéneo de personas descontentas por la errática dirección del Gobierno. El intento por salvar a el tejido financiero español y su estabilidad en la zona euro se está haciendo a costa de ir disgregando lo que todos considerábamos que eran los cimientos del Estado, machacando  los derechos ciudadanos cada vez menos valiosos en función de la pendiente que tomen las gráficas o los incrementos de cifras poco comprensibles para la mayor parte de los afectados. Pero, ¿puede el 15M servir desviarnos de esta infernal senda obligada por este curioso liberalismo tutelado por los políticos? Son legión los expertos que aseguran que no hay otra salida.   En este Aleph Jose y Carlos apostaron por otras soluciones que pasan por una mayor democracia y eliminar a los que ahora siguen dando lecciones de liderazgo tras habernos hundido en la ciénaga. El 15M es solo un paso, corto eso si, para conseguir salir del pozo en el nos hemos metido.

Cartel de animayo 2012

La segunda parte del programa, esta vez lo dividimos en dos, fue a parar a un extenso reportaje sobre “Animayo 2012“, un festival de cine de animación, videojuegos y efectos especiales en el que estuvimos metidos de lleno toda semana. Desde hace siete años, a principios de mayo se reúnen en el CICCA de Las Palmas de G.C., maestros del arte digital y del cine de animación, una oportunidad única en nuestra ciudad para todos aquellos que quieran saber o aprender algo más.

Y con todo esto finalizamos por hoy el programa número 101.

“El Aleph”, los viernes entras las 18:00-19:00 h en “esRadio-Gran Canaria”.

Descarga programa.

Periodismo macarra en la tele

26 octubre 2011 1 comentario

He visto muchas cosas raras en la televisión hecha en España;  personajes alucinantes como Mike Jagger, Gurruchaga, los hermanos Calatrava, Salvador Sostres,  las Mama Chicho,  el Yoyas, Chikito de la Calzada o Cañita Brava; el surrealismo milinearista regado con alcohol; el pezón de Sabrina; el libro de Umbral; la colleja del Padre Apeles;  las locuras de Leo Bassi;  El nacimiento de la Freak-television con Pepe Navarro; los reality shows-concursos de todo tipo explotados hasta la extenuación; programas rosas y amarillistas con una ringlera de personajes sacados del circo más siniestro…

Pero todo esto junto no es tan bizarro como el espectáculo que vi, por accidente, ayer en el canal televisivo de “El Mundo” , “Veo-7” (espero que esta pequeña muestra no sea regla en ese canal que muy poco conozco). El programa titulado “Con el mundo a Cuestas” (no se estrujaron mucho el coco para buscar el título), presentado por el histriónico  periodista Carlos Cuesta , consiste en una mesa semicircular detrás de la que se ven unos periodistas que parlotean durante largas horas llegando fácilmente a momentos tensos, en los que si uno se deja llevar, acaba sacando un kalavnikov para salir a ajustar cuentas.  El brazo duro de los medios de comunicación conservadores destila un periodismo curioso en el que como es lógico,  intenta interpretar la realidad en función del beneficio a un núcleo de la derecha española. La poca objetividad de estos saraos produce esperpentos  como el de anoche, una orgía en la que los tertulianos se hartaron hasta quedarse bien saciados. Repitieron una y otra vez, como loritos amaestrados y dóciles, las mismas ideas pueriles y tergiversadoras apoyadas en insultos. En frente, Quique, un pobre descamisado que parecía un condenado en pleno juicio de la Santa Inquisición. Decían que venía en representación del 15-M. De vez en cuando abría la boca para balbucear algo, pero nada más empezar a hablar, ya se la tapaban con más y más diatribas sobre la peligrosa lacra que aquel individuo representaba. Rojo, fascista, okupa, antisistema, delincuente, vago, violento…  Solo faltaba que el Cuesta se levantara e hiciera una disección de aquel ejemplar de Indignatus Indignatus para de esa manera demostrar, sesos en mano, la anormalidad de este subgénero de sapiens o que domara a aquel salvaje haciéndole repetir que el estado de derecho es inviolable.

Aquella especie de pelele con el rótulo del 15-M sirvió para que los hambrientos tertulianos desfogaran toda la rabia. Un espectáculo que me hizo recordar a las corridas tan defendidas desde esos estrados, pero en el que el toro, era una vaquilla tontorrona. Quizás defraudó, quizás buscaran que aquel zarapastroso (parecía que lo habían capturado en una manifa a lo kunta kinte) se cabreara y mostrara ante los ojos de todos los españoles la mala baba de estas criaturas del señor, poseídas por Belcebú (¡PADRE CARRASSS  donde estás para el exorcismo!).  También Cuesta podría haber emulado a Willy Smith en “Independence Day” adviritiendo al público, con el del 15-M abierto en canal,  sobre la amenaza izquierdosa contra la que  tendrán que luchar cuando gobierne Rajoy.

Para rematar el invento, una pobre víctima del maligno movimiento del 15-M. Un policía con cara de sufrimiento que no podía aguantar más, sentado al lado del indignado. Decía que el gobierno central no le dejaba actuar y esto convertía a el y sus compañeros el blanco de las humillaciones diabólicas que debían aguantar. El hombre era animado por los tertulianos que arremetían contra la insensatez de los socialistas (están alimentando a la bestia que les servirá de arma cuando gobierne el PP, reflexionaba uno). En ese momento, Cuesta debió sacar una porra y decirle al pobre policía que dejara ya de lamentarse y se quitara esa frustración arreándole unos buenos cachiporrazos al perroflauta que tenía al lado.

Cuando se cansaron de darle al apocado chico (reanimado por algún tertuliano en su función de poli bueno) que no se representaba ni así mismo, al ver que ya ni respondía con balbuceos, Cuesta volvió a darle al fuego, esta vez para buscar entre la basura pruebas que si justificaran lo que deseaba mostrar. El presentador con cara de sorpresa leyó unos mensajes de twitter en los que recibió insultos  y amenazas.  Con ese tono de victimismo, que tanto gusta a los democristianos, Cuesta envalentonado disparó contra los que habían escrito aquellas barbaridades (vamos cómo si solo fuera él y los perseguidos políticos de derechas, como la santísima Esperanza Aguirre, quiénes únicamente recibieran  ese tipo de comentarios).  El periodista,  que poco tiene de moderador y si de agitador, se fue agrandando hasta acabar inflamando más el ambiente con su metano, preguntándose si no era un delito lo que estaban haciendo esos radicales, digno de ser castigado duramente por la ley. Abajo los rótulos de la encuesta que aprobaba por una amplísima mayoría las votaciones a favor de meter caña a los indignados. Y ya dejé de ver esa….  que una noche más, había cumplido su papel.  Los televidentes ya se iban calentitos a la cama.

¿Qué se pretende con estas parodias circenses llenas de violencia y falsedad? ¿Por qué el ego de los  perros ladradores alimentados por la partitocracia crece tanto? ¿A qué viene tanta zizaña?

Pedro J. Ramírez amenaza con el cierre de este canal ante la falta de apoyo publicitario. La fecha sería el 30 de junio. Quizás estén esperando que el PP los reflote tras el 20-N. Ahora toca ladrar con fuerza para que los amos vean qué bien defienden la propiedad sus canes y les dejen en el plato el sabroso pedazo de carne. Guau Guau Guauuu, auuuuuuuuuuuuuuuuuu. Bien chicos, y además os van a pasar la manito por encima del lomo. Seguid ladrando.

Juan Alberto Crespo (al margen del resto de los que colaboran en El Aleph).

A %d blogueros les gusta esto: