Archivo

Posts Tagged ‘júpiter’

La luna de Júpiter Europa y su dinámica capa de hielo

17 noviembre 2011 Deja un comentario

La NASA ha confirmado que existen evidencias para probar la presencia de grandes cantidades de agua en la luna jupiteriana Europa.

Un gran océano

A estas alturas de la película, la existencia de agua en la luna Europa era algo que ya se daba por bien aceptado. Por ello, no parece ser una gran noticia la de que la NASA haya descubierto agua en ese recóndito lugar del Sistema Solar. Quizás la novedad haya sido la acotación de un volumen de agua equivalente a la contenida por los Grandes Lagos de Norteamérica ( la cantidad total de agua en Europa podría ser  superior a la existente en  todos los océanos terrestres juntos).

Bajo una gruesa capa de hielo de varias decenas de kilómetros, que recubre la superficie de este pequeño mundo, se esconde un océano de agua líquida. La imaginación se dispara cuando a la existencia de agua le unimos la de volcanes submarinos que den energía y aporten sustancias  inorgánicas al sistema. Podríamos encontrar ambientes parecidos a los de las fumarolas submarinas terrestres.   Además, según los nuevos datos, la capa de hielo parece dinámica, se resquebraja, se renueva e interactúa con el agua líquida. Ascensos por convección de plumas de agua oceánica calentada por la actividad volcánica, derrite parte de esta capa  generándose  lagos profundos subglaciares, al mismo tiempo que el hielo se fractura. Se establece entonces un intercambio de materia y energía entre la superficie, las masas de agua encerradas por el hielo y el océano. El frío exterior vuelve a sellar las grietas y congela el agua liquida formada. Este dinamismo de fusión y congelación incrementaría bastante la posibilidad de vida.

Intercambio superficie-océano

Así se produce, en cuatro etapas, la formación de lagos internos y el intercambio de materia y energía entre la superficie y el océano de Europa.

Lago

Zona estudiada en la que pudo haberse formado el gran lago, Los colores indican alturas, rojos y púrpuras son los de mayor altitud/ NASA

Lagos subglaciares

Estas ideas han sido concebidas por Britney Schmidt una científica, de la Universidad de Texas, que es la autora principal de un artículo sobre este asunto publicado en Nature.  A pesar de las evidencias, estas suposiciones no dejan de ser parte de modelos teóricos a la espera de alguna misión que llegue a Europa para encontrar las pruebas empíricas que las corroboren.

De momento, desde hace muchos años se viene hablando de sofisticadas sondas capaces de descifrar estos enigmas pero de momento y con la que está aguantando ahora mismo la NASA y EEUU, seguirá siendo ciencia-ficción a pesar de estos mediáticos intentos de llamar la atención para recaudar el presupuesto que haga posible la exploración del enigmático océano.

Galileo sigue dando que hablar

1989 fue el año en el que se lanzó desde el transbordador  Atlantis una de las sondas que más éxitos le ha dado a la agencia espacial estadounidense, Galileo. Los datos que recogió en la década de los 90 todavía siguen aportando valiosa información sobre Júpiter y sus lunas.

 

La Tierra a lo lejos

La sonda Juno en su camino hacia Júpiter ha fotografiado la Tierra y la Luna desde una distancia de 9,66 millones de kilómetros.  Esa es la distancia que ha recorrido entre el 5 de agosto, cuando partió de Cabo Cañaveral, hasta el 26 de agosto, día de esta foto tomada por la cámara de abordo, la JunoCam.

Desde esa perspectiva nuestra realidad parece tan insignificante… Podríamos imaginarnos estar en una nave espacial, un carguero espacial procedente del sistema jupiteriano, cargadito con hidrocarburos gaseosos, y asomarnos a la escotilla para echar un vistazo a nuestro destino. El ansiado hogar, su calidez y color, el verde de su vida y el azul de sus mares, flotando en la oscuridad inerte del universo. Todo en ese minúsculo punto, ahí, en el que viven miles de millones de personas estrujando los recursos de esa burbujita blanquecina, refugio seguro pero insignificante ante la inmensidad de un universo lleno de burbujitas parecidas.

La Tierra (izquierda) y la Luna (derecha) en la foto que se ha tomado con la cámara de la sonda Juno.

Juno va tan rápido que recorrió la distancia que separa a la Luna de la Tierra (402000 kilómetros) en un día. A pesar de esa velocidad, tardará 5 años en alcanza Júpiter (a 2800 millones de kilómetros). Cuando eso ocurra, Juno orbitará al menos 33 veces de polo a polo jupiteriano con sus 8 instrumentos científicos tomando datos relacionados con la composición atmosférica, las diferentes capas atmosféricas, la magnetosfera y el núcleo sólido de Júpiter.

Estos son los tripulantes de la nave. De izquierda a derecha: Júpiter, Juno y Galileo.

Los verdaderos tripulantes de la nave son Galileo,  Júpiter y su esposa Juno, representados por tres pequeñas figuras de LEGO. Alcanzarán su destino en el 2016.

A %d blogueros les gusta esto: