Archivo

Posts Tagged ‘SpaceX’

Nuevos impulsos para la colonización de Marte

Elon Musk, el filántropo empresario, dueño de SpaceX,  ha hecho público lo que hasta ahora sabíamos que tenía planeado pero las cancelaciones de desarrollos tecnológicos de su empresa y otros rumores habían empezado a causar un escepticismo sobre la realidad de sus objetivos de exploración espacial tripulada y colonización marciana. Su aparición el viernes 29 de septiembre en  el 68º Congreso Internacional de Astronáutica celebrado en Adelaida (Australia).

Musk hizo un adelanto sobre su visión de la colonización espacial con la publicación de varias fotos en Instagram antes de su conferencia.

“Base Lunar Alpha” con la imagen de los grandes cohetes llamados Vehículos de Transporte Interplanetarios. Se ven además edificios en forma de domos que servirán de estancia para los astronautas.

Ciudad marciana. Vemos una especie de aeropuerto espacial con los grandes cohetes ITV y a lo lejos una ciudad encerrada bajo un domo acristalado. También se aprecia una hilera de paneles solares.

La idea es volver a empezar echando a la papelera los proyectos actuales, Falcon 9, el Falcon Heavy y la cápsula Dragon, proyectos que están empezando a dar sus resultados exitosos y se integrarán dentro del siguiente. Musk quiere jugársela, una vez que SpaceX ha madurado en el desarrollo de tecnología espacial, apostando por un solo tipo de cohete, un enorme vehículo con el que dar un salto tecnológico abismal. Musk apunta hacia Marte, el objetivo por el que se metió en la ingeniería espacial. Sigue manteniendo las fechas para empezar a colonizar el Planeta Rojo 2024.

Big Fucking Rocket

SpaceX se lanza hacia el espacio profundo con el supercohete al que le han puesto el gracioso nombre de Big Fucking Rocket (BFR). Contrasta la seriedad del proyecto con el jocoso título, muy innovador y alejado de los convencionales nombres de la NASA. Pareciera como si en su presentación, el propio Musk se estuviera autoparodiando haciéndonos dudar sobre si todo es una broma.

Las dimensiones del artefacto alcanzan las mayores que se hayan hecho en la historia de la fabricación de cohetes: 9 metros de ancho; 48 metros de largo y 40 cabinas en las que viajen 100 tripulantes (reduce el tamaño con respecto a las homólgas naves ITS que presentó el año pasado). Además BFR tendrá espacios comunes para que los astronautas hagan más divertido el tiempo en el que estarán confinados en la nave, entre 3 y 6 meses con el impulso de los 6 cohetes Raptor usando la energía de la reacción entre metano y oxígeno. Tras comparar este cohete con los mayores construídos hasta ahora, Musk arrancó los aplausos y vítores del público cuando vieron en la pantalla la infografía en la que el BFR pasaba de encabezar el ránking de capacidad de transporte de carga hasta la órbita baja alrededor de la Tierra, a la última posición del coste por lanzamiento teniendo en cuenta la reutilización con respecto a otros cohetes.

La cronología de BFR arrancará el próximo año cuando empiece la construcción del primer prototipo. Hasta la próxima década SpaceX parece que se va a concentrar en el sueño imposible de colonizar Marte con personas, estableciendo un asentamiento permanente para más adelante terraformarlo. Antes Musk ha explicado que usarán la Luna como campo de pruebas para sus primeras misiones de colonización marciana. Allá establecerán la primera base permanente de humanos en otro cuerpo celeste. Se llamará Moon Base Alpha.

Pero antes de ponerse en marcha, este profeta de la nueva era del ser humano interplanetario, deberá reunir 10 mil millones de dólares para lanzar solo el primer BFR. Elon pretende tener una flota de mil cohetes reutilizables hasta un millar de veces. No solo serán usados para transportar personas, además se emplearán para trasladar combustible, materiales y víveres necesarios para los habitantes de Marte. Las naves también servirán como habitáculos y almácenes durante los primeros momentos de la colonización. Se rumorea que Musk ha preparado el siguiente paso, construir bajo tierra para evitar las mortíferas radiaciones. La tunelación es una de las especialidades de otro de los proyectos en el que está ahora mismo embarcado: la creación del Hiperloop y el transporte de coches en vías ferroviarias bajo la ciudad. El dinero y la experiencia de esta actividad podrá beneficiar el proceso de colonización marciana, al igual que los avances en el uso de energía solar, otra de las inversiones del empresario sudafricano.

Otra de las aplicaciones que expuso Elon Musk en Australia fue la de revolucionar los viajes a grandes distancias en la Tierra usando sus grandes cohetes reutilizables que despegarían desde plataformas en el mar. Promete reducir a minutos trayectos que hoy en avión duran horas. Y por supuesto, gracias a la exagerada capacidad de carga de estos cohetes podemos imaginar lo que se puede llevar al espacio más cercano, mirando hacia la Estación Espacial Internacional o la puesta en órbita de satélites (este genio ya sabe que  va a rentabilizar sus macronaves creando su propia red de de internet con cientos de satélites que hará funcional en un tiempo récord).

En el programa de nuestro amigo Daniel Marín, Radio Skylab podrás ampliar tu conocimiento sobre las últimas novedades de SpaceX expuestas por Musk el pasado 29 de septiembre.

La NASA también tiene planes de exploración marciana

Lockheed Martin ha divulgado también su nuevo proyecto para lograr que los primeros humanos logren pisar Marte. La NASA está colaborando con varias compañías privadas, entre ellas Lockheed Martin, en el reto inalcanzable, siempre a 20 o 30 años vista, de la conquista del Planeta Rojo.

El paso intermedio será el de volver a la Luna con naves que transporten astronautas. Para ello la NASA ha caminado sobre sus pasos con la intención de recuperar el conocimiento tecnológico de los Apolo.

Mars Base Camp

La gran nave espacial tripulada por humanos se llamará “Mars Base Camp”, un laboratorio científico espacial  parecido a la Estación Espacial Internacional con grandes propulsores. Desde esta plataforma anclada alrededor de Marte los astronautas podrán con un lander amartizar o despegar desde la superficie marciana repetidamente en tripulaciones de 4 con estancias de hasta dos semanas . La nave contendría una gran cantidad de agua que se usaría tanto para consumo de los tripulantes como para la obtención de combustible por medio de la síntesis de hidrógeno. La vida de los primeros humanos marcianos estaría basada en la economía del agua, de ella vivirían no solo por ser un recurso vital, además sería su fuente primordial de energía.

Mars Base Camp

Según Rob Chambers, jefe de estrategia de vuelos espaciales tripulados del Lockheed Martin, esta misión va a ser un acontecimiento que transformará nuestra generación. Define este proyecto como el amanecer de la nueva época de descubrimientos sobre nosotros mismos, nuestro Sistema Solar y el lugar que ocupamos en él.

Anuncios

Los planes de SpaceX para colonizar Marte

15 julio 2017 1 comentario

El visionario CEO de SpaceX, Elon Musk, se ha embarcado en otro de sus  proyectos futurista, quizás el más ambicioso y fantástico de todos los que ha ideado. Sus planes expuestos en en el 67º Congreso de Astronáutica Internacional celebrado el año pasado en Guadalajara (México) los ha publicado en internet con el título “Hacer de los humanos una especie multiplanetaria“.  (El proyecto en imágenes).

Musk ha vuelto a contarnos una historia entre la realidad y la ciencia ficción. En esta ocasión, pulveriza las conservadoras previsiones sobre los viajes tripulados a Marte, siempre a 20 o 30 años vista. Propone adelantar ese momento histórico y viajar al Planeta Rojo con tripulaciones de más de  100 personas.

El objetivo de estos viajes tripulados interplanetarios es la colonización de Marte. El sistema de transporte llamado (ITS) (Interplanetary Transport System) está basado en el cochete de SpaceX Falcon 9, accionado por 42 motores, en vez de los 9 actuales, y 122 metros de altura, el mayor que se haya construido. La nave doblará en capacidad de transporte a Saturn V, con las 300 toneladas de carga que puede situar en órbita baja, en la versión reutilizable, 550 toneladas en otro modelo más costoso. Sobre la primera fase propulsora, la nave espacial en la que viajarán los astronautas tendrá 9 motores propulsores y unas dimensiones de 49,5 metros de altura y 17 metros de ancho. El ITS volverá al lugar de lanzamiento para transportar una nueva nave espacial que puede contener más tripulación, combustible o cualquier tipo de cargamento útil para el viaje. Este segundo módulo se acoplará con el otro en el espacio una vez que haya sido puesto en órbita alrededor de la Tierra de la misma forma que el anterior. Desde ese punto accionando los motores de la nave espacial, se iniciaría el viaje hacia Marte, en cuya superfcie se posaría usando sus motores para desacelerar hasta amartizar suavemente sobre sus 3 patas.

Etapa superior de ITS

La idea de Musk se vuelve todavía más excéntrica al proponer entretenimientos propios de un centro comercial espacial o una novela futurista de Verne con zonas dedicadas al ocio: sala de cine,  biblioteca y restaurante.  Digamos que piensa en la experiencia del viaje, que con los motores que desarrollará SpaceX podría durar unos 80 días en un máximo acercamiento Tierra-Marte lo que reduce a casi una cuarta parte el tiempo necesario con la tecnología actual. Incluso es posible que este tiempo de viaje se pueda reducir a tan solo 30 días.

Musk va muchísimo más lejos de alcanzar el hito de que un hombre pise Marte;  cree que podría mandar al Planeta Rojo cada 26 meses unas 1000 naves espaciales. Si cada una puede contener hasta un máximo de 200 astronautas, es posible que en una década vivan en Marte 1 millón de colonizadores dispuestos a terramorfizar el planeta.

Las alucinantes ideas de Musk tendrán su primera prueba el próximo mayo cuando SpaceX mande un cohete no tripulado Dragon a Marte.

Viajes con retorno

Una vez vivan los primeros colonos terrestres en Marte, estos tendrán que ponerse en marcha para construir las ciudades. Los viajes serán de ida y vuelta. Para ello se fabricará el combustible en el lugar de destino usando la luz solar, el dióxido de carbono y el agua congelada obteniendo metano y oxígeno, propelantes usados por los motores Raptor de las cápsulas espaciales. De esta manera se cerraría todo el círculo de la reutilización.

Musk asegura que este proyecto permitirá reducir el coste de cada viaje por persona. De los 10 mil millones de dólares actuales, se pasaría a un precio de cada billete de 200 mil dólares o incluso 100 mil dólares.

De momento, el proyecto está en sus fases muy iniciales. Para su desarrollo necesitaría una inversión de 10 mil millones de dólares. Es posible que la terminación de la futura cápsula Dragon 9 de transporte de astronautas hasta la Estación Espacial Internacional y destinos cercanos a la Tierra con el cohete Falcon 9, permita que SpaceX dedique más esfuerzos a este asunto, pero será muy difícil que pueda darle terminación si no cuenta con el apoyo de entidades privadas y públicas. En palabras de Musk, el primer prototipo lo podrían lanzar alrededor de la Tierra dentro de unos 4 años y en una década, los primeros viajes tripulados a Marte se convertirían en una realidad.

Mientras tanto, SpaceX tendrá tiempo de probar su tecnología actual enviando a Marte cohetes con sondas y robots que exploren su superficie.

Otra de las conclusiones de Musk, y de la futura ingeniería espacial con o sin SpaceX, es la posiblidad de iniciar una nueva era en la conquista del Sistemas Solar. con viajes tripulados. Además el desarrollo de esta tecnología permitiría usar el espacio cercano para el transporte de mercancías de manera muy rápida en la Tierra. Por ejemplo, una viaje desde Tokio hasta New York podría tan solo durar 25 minutos.

En cualquier caso, Musk resalta que su objetivo primordial es la conquista de Marte. De hecho, esa fue la idea por la cual fundó en 2002 SpaceX. El sueño de este visionario es el de hacer que nuestra especie sea multiplanetaria.

A %d blogueros les gusta esto: